Entrevistamos a Pablo Lago Dantas nominado en el Festival EnergaCAMERIMAGE

Home / Branding / Entrevistamos a Pablo Lago Dantas nominado en el Festival EnergaCAMERIMAGE

Entrevistamos a Pablo Lago Dantas nominado en el Festival EnergaCAMERIMAGE

20 | abril | 2020

Pablo Lago Dantas es uno de los directores emergentes en el panorama cinematográfico barcelonés. Recientemente nominado en el prestigioso festival de cinematografía EnergaCAMERIMAGE con la obra «Los Seis Grados de Libertad» dirigido por Sergio H. Martín.  Su trayectoria abarca géneros tan variados como el cine documental, publicidad, ficción, videoclips y otros proyectos audiovisuales. En esta entrevista le preguntamos acerca de su método de trabajo, sus inspiraciones, y proyectos recientes y próximos.

Hola Pablo, felicidades por tu reciente nominación. ¿cómo ha sido la experiencia de asistir a un festival específicamente dedicado a la dirección de fotografía, y compartir butacas con Tarantino, Robert Richardson, o Richard Gere?

Bueno, el festival de Camerimage es un poco diferente a los demás, allí puedes compartir impresiones con los participantes  mucho más centradas en la parte estética y cinematográfica de los proyectos. Y aunque es verdad que participa gente muy conocida, en general el ambiente es distendido. Por ejemplo, charlar sobre fotografía con Christopher Doyle o con Lawerence Sher, último ganador de la rana de Oro con «The Joker», es una experiencia enriquecedora y al alcance de cualquiera, puesto que son personas accesibles.

También es un buen sitio para conocer las últimas novedades en lentes y cámaras, además de que ofrece charlas y talleres muy interesantes con profesionales de la talla de Rodigo Prieto, Storaro o Peter Greenaway.  Además, me parece que dedicar un festival importante a la figura del director de fotografía es una manera de reconocer nuestra profesión, puesto que prácticamente todos están centrados en la figura del director.

Pablo Lago Dantas en el Festival EnergaCAMERAIMAGE

Los Seis Grados de Libertad es un documental concebido para sumergir al espectador en una experiencia sensorial intensa ¿cómo surgió la idea de su concepto cinematográfico?

Pues yo empecé a trabajar con Sergio en este proyecto prácticamente desde la concepción de la idea. A través de un diálogo constante con él fue como se fue gestando y madurando el concepto y la estética cinematográfica de la obra. Él tiene una gran cultura cinematográfica y trabajamos con muchos referentes a la vez, mientras yo iba sacando de cada uno de ellos las partes que me parecía que mejor encajaban con el nuestro. Los conceptos de cuerpo, movimiento o cárcel fueron cogiendo mucha fuerza durante toda la fase de desarrollo. A partir de ahí, mi trabajo consiste en transformar todos estos conceptos abstractos y sensaciones en imágenes.

¿Dónde consideras tú que comienza el trabajo del director de fotografía en un proyecto, y qué te lleva a poner tu aportación en cada fase del proceso de creación?

Considero que el trabajo de dirección de fotografía debería empezar siempre que sea posible en la fase germinal de cada proyecto, explorando las diferentes alternativas para configurar, junto al director, un concepto estético consistente, que sea capaz de dotar al proyecto de un carácter y un tono único. En este sentido, la posibilidad de que el proyecto vaya madurando en todas sus facetas a la vez, permite que el concepto estético no se desvincule del concepto narrativo, y se pueda consolidar de esta manera un trabajo compacto y consistente.

Personalmente la fase de pre-producción me gusta mucho, porque es el momento de imaginar, de intentar despegarse de todos los conceptos preconcebidos y estandarizados, para buscar el camino más adecuado para cada trabajo. Buscando referentes, comentándolos con el director y los diferentes jefes de departamento, buscando el alma de cada proyecto. A mí me gusta mucho el cine, y en particular me gusta disfrutarlo mientras tengo algún proyecto creativo en la cabeza, que me permita sacar nuevas ideas y relacionarlas con películas que me parece que puedan aportar algo cada proyecto.

En la fase de producción, es evidente la aportación del director de fotografía. En mi caso, también pienso que es importante estar en contacto permanente con los otros departamentos, hacer un esfuerzo conjunto con el ayudante de dirección para sacar el plan de rodaje adelante, comunicarme constantemente con dirección de arte conjugando sinergias estéticas, procurando no entorpecer las necesidades de sonido, etc. Pienso que el cine es un oficio de equipo, y para conseguir un resultado excelente, cada pieza del puzzle debe ayudar a que las demás encajen.

En post-producción, además de que siempre que puedo me gusta encargarme yo mismo de la corrección de color, también me gusta opinar sobre el ritmo o la estructura del montaje, intentando, dentro de lo posible, aconsejar al director sobre las dudas que le pueda plantear esta fase.

Pablo Lago Dantas durante un rodaje

Normalmente operas tú la cámara en la mayoría de tus proyectos. ¿No prefieres liberarte de ese trabajo para poder concentrarte mejor en la iluminación?

Bueno, para mí es difícil imaginar la idea de trabajar la luz y el encuadre por separado, aunque sé que muchas veces se trabaja de esta forma, especialmente en producciones más industrializadas. Siempre se ilumina desde un único punto de vista, el de la cámara, por lo tanto, cuando pienso en el esquema de iluminación, es siempre es a partir de la conceptualización del encuadre. Y es un proceso de retroalimentación constante, puesto que una vez que monto el esquema de luz, busco los encuadres que favorezcan este esquema.

Por otro lado, como operador, me gusta trabajar cada plano como si fuese un plano secuencia, pensando en la acción que está sucediendo, pero también en la que va a suceder, y resaltando cada parte de tensión en la escena, a través del mantenimiento del encuadre, jugando con la imaginación del espectador al dejar partes de la acción en fuera de campo, y confiriendo un ritmo adecuado para cada concepto estético previamente trabajado para cada proyecto. A pesar de que después se pueda montar de una manera o de otra. Para mí, es complicado delegar todo este trabajo.

¿En qué proyecto estás trabajando actualmente?

Pues ahora me he metido de lleno en el campo de la dirección, puesto que estoy desarrollando un largometraje de no ficción, de carácter autoral, en el que también dirijo la fotografía y guionizo. Está producido por DianaToucedo films, y actualmente se encuentra en fase de post-producción, así que esperemos que se pueda estrenar dentro de poco. Es una película que tiene mucho que ver con mi memoria y el pueblo gallego donde me crie, con la que trato de explorar mi identidad cultural y espiritual.